Déjame preguntarte, eres de los/las que quieren perder esos kilitos de más, pero la idea de hacer dieta y/o tener la disciplina de hacer ejercicio regularmente parece ser súper complicada y lejana a tus prioridades?.

Te entendemos, de hecho esta es una de las razones principales por la que sólo el 20% de las personas que deciden cambiar su estilo de vida por uno más sano, logran hacerlo. Mientras que el 80% que no lo logran vuelven a sus antiguos hábitos, dejan la dieta, el ejercicio y vuelven a subir de peso. Pero lo que nadie dice es que claro que esto es normal!, es muy difícil tratar de cambiar muchos de nuestros hábitos de un día a otro de forma tan drástica. Y más difícil todavía cuando muchos aún creen que tener un estilo de vida saludable implica cosas como:

  1. Siempre comer lo mismo o no poder comer rico o lo que les gusta
  2. Hacer sacrificios enormes que implican limitarse y morir de hambre
  3. Hacer horas de ejercicio para ver cambios de un día a otro

Y entonces, cómo logramos mantener una vida saludable??

La clave esta en cambiar totalmente esa negativa forma de pensar, y darse cuenta que obtener un estilo de vida saludable es un proceso, y por lo tanto se tiene que dar POCO a POCO, a TÚ ritmo, sin competir ni compararse con nadie. Esta es la razón principal por la que ese 20% si logra mantener ese estilo de vida, porque no se auto-obliga a nada, no se sacrifica, aprende a disfrutarlo con pequeños cambios y metas.

En este blog, te proponemos dejar de pensar en este cambio de hábitos como un proceso laaaargo y casi imposible. Porque como casi todo en la vida, los límites nos los ponemos nosotros mismos y sólo hace falta cambiar tu propia forma de pensar para que todo lo que esta al rededor también cambie.

Es por esto que a continuación encontrarás 8 trucos mentales súper sencillos (y comprobados) que te ayudarán a tener una vida más saludable sin casi darte cuenta.

8 TRUCOS MENTALES PARA ADELGAZAR

  1. Usa platos más chicos – Cuando usas platos muy grandes, inconscientemente te sirves porciones más grandes. Si, el el tamaño si importa, ya que si empiezas a usar platos más pequeños irás reduciendo la cantidad de comida en tu plato sin la sensación de limitarte.
  2. Dale prioridad a las verduras – Siempre que pensamos en comer, pensamos en carne, en pan, tortillas, arroz, etc etc… La próxima vez que pienses en que comerás, empieza por pensar que verduras añadirás a tu platillo, de esta forma automáticamente estarás haciendo tus comidas más saludables y te ayudará a adelgazar poco a poco.
  3. Mastica varias veces y saborea tus comidas – probablemente muchos tenemos la costumbre de comer rápido por hambre, prisas, etc… Pero si la próxima vez que comes te detienes unos segundos a contar cuantas veces masticas, te darás cuenta que son muy pocas! y esto para nada te ayuda a tener una buena digestión. Trata de conscientemente ir aumentando el número de veces que masticas hasta que eventualmente lo hagas en automático. De esta forma, evitas comer más de lo que tu cuerpo realmente pide, te sentirás más satisfecho sin sentirte súper lleno y adelgazar será un proceso automático.
  4. Ten alimentos saludables a tu alrededor – nuestro cerebro elige los alimentos que están más al alcance (o los primeros que ve por decirlo de otra manera), pero si tenemos alimentos listos para comer y saludables cerca de nosotros, estaremos decidiendo mejor el 100% del tiempo. Por ejemplo: comidas EYi BOX en tu refri!!. (Da click aquí para checar nuestro menú!.)                                                                   *Funny fact: Un estudio fotografió más de 200 cocinas para determinar sila comida que tenían a la vista tenía alguna relación con el peso de la señora de la casa. Las mujeres que tenían cereales para desayunar (incluso de “dieta”) pesaban 9 kilos más que las mujeres que no tenían cereales a la vista, y las mujeres que tenían refrescos pesaban 11 kilos más!. Y… las mujeres que tenían frutas y verduras de su agrado a la vista pesaban 5 kilos menos!.
  5. No te prohibas ningún alimento, solo reduce la porción – lo prohibido siempre atrae más no?, esto es porque entre más tratamos de prohibirnos algo, más terminamos pensamos en ello. Así que no te prohibas nada, pero cuando te veas comiendo eso que sabes que no es taaaan saludable, recuerda que TU estas en control y que puedes elegir comer en porciones moderadas. Aunque si de plano eres de los que les cuesta mucho eso de autocontrolarse, tienes que leer el siguiente tip.
  6. Imagínate comiendo antes de comer – si, suena un poco raro pero de acuerdo a un estudio revelado en el 2010 «pensar en comer una bolsa de dulces hace que sea más probable que comas menos cuando realmente empieces a comer». El truco aquí está en pensar que comes ese alimento en lugar de solo pensar en el alimento. Esto tiene que ver con la liberación de dopamina en tu cerebro la cual es responsable de la sensación de satisfacción al comer o beber. Por ejemplo: si nos imaginamos comiendo un helado, nuestros cuerpos producen la misma respuesta de dopamina, como si en realidad estuviéramos comiéndolo. De esta forma cuando de verdad estés comiendo ese helado, tu respuesta emocional no será tan fuerte e inconscientemente comerás menos, o será más fácil ignorar el antojo.
  7. NO te sientas culpable por lo que comas – esta comprobado que una mentalidad relajada sobre la comida evita la ganancia de peso a diferencia de un pensamiento de culpa o remordimiento. Si piensas en comer como algo agradable y necesario para mantener tu cuerpo sano, es más probable que adelgaces y mantengas tu peso estable a largo plazo. Convierte tu consciencia en tu mejor amiga y no en tu peor enemigo, esta es una estrategia para tener más aceptación hacia los alimentos saludables.
  8. Siempre ten un snack de emergencia contigo – peor error al querer adelgazar: saltarse comidas y llegar a la siguiente con hambre feroz. Sabemos que muchos tienen un ritmo de vida muy ocupado y estar comiendo cada 3 horas es complicado. Pero el hambre entre comidas es la PEOR consejera. Lleva siempre contigo un snack de emergencia para las ocasiones en las que no te da tiempo de pensar en que comer o salir a comprar algo, no tienes por qué complicarte la vida para lograrlo, una pieza de fruta o un puño de frutos secos, son suficientes para calmar tu hambre y decidir tu siguiente comida de una forma más objetiva.

Como ves, son simples trucos que puedes empezar a incluir en tu día a día desde YA sin complicarte demasiado. También te recomendamos leer nuestra guía rápida para comenzar a tener una vida fit, en donde además encontrarás recomendaciones para cuando salgas a comer a restaurantes. Encuentra el PDF aquí.

 

credits: https://habitualmente.com/adelgazar-de-forma-saludable/#footnote-bottom-13

 

Recent Posts

EYi BOX

Planes

Sabemos que comer sano en todo momento, especialmente con un ritmo de vida acelerado, no siempre es del todo fácil, pero estamos aquí justamente para ayudarte con eso!

Conoce nuestros Planes…

Menú Semanal

Nuestro Chef se encarga de preparar platillos que sean tan deliciosos como saludables y balanceados, para que puedas recibirlos directo en tu hogar listos para comer.

Descubre nuestro Menú…

¿Cómo funciona?

Da click aquí para saber cómo funciona, zonas de entrega, pagos e info relevante sobre las comidas.

Follow Us